1X1 del FC Cartagena ante el UD Melilla

Share Button

MARCOS, 5 —> Debutó en partido oficial como titular, debido a su buena actuación en el amistoso ante el CSKA en el Cartagonova, y al rendimiento pobre que está teniendo Limones esta campaña. Como era de esperar, por su juventud, estuvo nervioso, titubeante en cada salida. Salió en falso un par de veces, sin embargo la defensa tapó los posibles errores. Trató bien el balón con los pies. Le lanzaron una vez a portería, un disparo muy bien colocado y lleno de potencia, imparable.

OSCAR RAMÍREZ, 6’75 —> Realizó unos geniales primeros 60 minutos. Como nos tiene acostumbrados, derroche de físico por la banda, adueñándose de ella. Suya fue la medida asistencia en el gol de Llorente. Sin embargo, su partido se vio ensuciado por el último tramo, donde llegó sin gasolina. Apenas podía subir y bajar la banda, y cuando lo hacía con el balón, acababa perdiéndolo.

VERDÚ, 6’25 —> En la primera parte pudimos ver los galones que ya ha adquirido en este equipo. En la segunda, cuando el equipo tenía que dominar la pelota y rifarla lo menos posible, Verdú no supo hacerlo cuando el balón caía en posiciones atrasadas.

ZABACO, 6 —> Su partido más flojo en meses, le faltó contundencia.

JESÚS ÁLVARO, 6’75 —> Gran primera parte, conectando a la perfección por la banda izquierda con Artiles, Cristo, Rivero y Germán. En la segunda mitad, más apagado. Siempre al límite conduciendo el balón en posiciones donde puede ser arriesgado hacerlo.

Marcos, dubitativo en su debut (FOTO: Gaceta Cartagonova/Pablo Caparrós)

SERGIO JIMÉNEZ, 4 —> Desconocido desde hace meses, hoy mismo reconoció que no está al 100% físicamente. Desde que sufrió la lesión a principios de temporada, no hemos visto al mejor Sergio Jiménez. Hoy, nulo. Ni estuvo acertado con los pases, ni contundente en balones disputados.

QUIQUE RIVERO, 7’5 —> En su salsa durante toda la primera parte, se contagió de la alegría de los hombres de arriba. Sorprendió su cambio tras el 1-1, ya que estaba llevando la manija del encuentro. Con su salida, el Cartagena perdió el control del centro del campo cuando más falta le hacía.

LLORENTE, 7 —> Hoy, más tapado que en anteriores encuentros. Se situó como interior derecho, mientras que las ofensivas albinegras transcurrían pricipalmente por el flanco izquierdo. De nuevo, goleador, rematando de tacón un preciso centro de Ramírez.

CRISTO MARTÍN, 7 —> Vestido de mago en la primera parte, perdido en la segunda mitad. Se paseó por toda la zona ofensiva en los primeros 45′, generando peligro allá donde pisaba. En la 2ª, el Melilla no le dejaba pensar cuando tenía la bola en los pies, y lograron anularle. El Efesé le echó en falta.

ARTILES, 7 —> Al igual que Cristo, estuvo muy activo en todas las zonas ofensivas, parece que lleve meses en este equipo, tiene gran química con el resto de canarios. Su partido, salvo porque no tuvo ocasiones de gol, un calco al de Lorca; gran primera parte, segunda mitad nulo, de ahí que fuese sacrificado por Isi.

GERMÁN, 6’75 —> Hace lo que puede como máxima referencia, como es normal, le llegan balones aéreos ante centrales que le ganan fácilmente por la diferencia física, Germán sólo puede estorbar. Por su naturaleza, tiende a caer a banda y eso provoca que el Efesé se quede sin referencia. Provocó un par de ocasiones claras.

JUANLU, 6’25 —> Fue el primer cambio, apenas 2 minutos después de encajar el empate. Estuvo más participativo que en los últimos meses, pero su presencia no llegó a tener efecto.

ISI, 5’5 —> Salió a hacer la guerra por su cuenta, no era lo que el equipo necesitaba en ese momento.

ARTURO, 5’5 —> No ganó un balón en los más de 25 minutos que estuvo en el campo. En muchas ocasiones, en lugar de pelear balones aéreos, espera el fallo del rival para aprovecharse de la situación, rara vez le funciona.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *