Así le ha ido al FC Cartagena en los últimos mercados de invierno en Segunda B

Share Button

Desde que el FC Cartagena regresase a la tenebrosa categoría que es la Segunda B, se han completado 4 ventanas de traspasos invernales, en ese espacio de tiempo, hasta 7 jugadores llegaron a las filas albinegras con la temporada ya bastante avanzada.

En la primera temporada de la vuelta al infierno, cuando aún Paco Gómez gobernaba, Pato había sido destituido en la jornada 16 aún estando el equipo en PlayOffs, le había sustituido Pacheta. Este Cartagena era un buen equipo, arriba tenía bastante dinamita gracias a Oscar Rico, Perona y Florian. Sin embargo, en defensa cada jornada había un quebradero de cabeza, ya que los centrales (Rueda, Fernando Martín y Hugo Álvarez) se turnaban cada semana para ser baja, ya fuese por sanción o por continuas lesiones. Esto propició que el capitán Mariano Sánchez retrasase su puesto al de central, lo que arrastró a Marcos Rodríguez a jugar como pivote defensivo y a Diego Segura como organizador (siendo mediapunta).

Ramón Arcas, uno de los pocos fichajes invernales que cuajó.

En invierno se quiso tapar ese agujero en el medio del campo y también se buscó un mediapunta que pudiese caer a bandas. Los refuerzos fueron Ramón Arcas y Álvaro García. El primero fue un verdadero acierto, venía de estar apartado en el Recreativo en 2ª, pero se adaptó rápido al equipo, de hecho, en su debut en Albacete, anotó gol, acabó jugando un total de 18 partidos y fue clave en los esquemas de Pacheta para cerrar varios partidos con resultado favorable, sin embargo, no se apostó por su renovación. Por otra parte, Álvaro García, que ese invierno había rescindido contrato con el Tripolis griego, no dio mal rendimiento, pero no aportó una marcha más para que el equipo alcanzase cotas más altas. Jugó 12 partidos y sólo 4 como titular, marcó en su debut. Finalmente, el equipo acabó 2º en la Liga Regular y fracasó estrepitosamente cayendo en primera ronda de PlayOffs ante el Caudal.

La siguiente fue una temporada con bonito recuerdo pero amargo final. Tevenet fue el encargado de llevar a una plantilla que tuvo la suerte de cruzarse con el FC Barcelona en copa. Era un equipo muy unido y muy querido con la afición, sin embargo estaban un escalón por abajo de Albacete y La Hoya, los dos mejores del Grupo IV ese año. Este Cartagena tenía un juego atractivo y no iba falto de fondo de armario, pero también era una constante las bajas en defensa, especialmente en el lateral diestro y los centrales. Para ello se firmó a Super y Picón, ambos fueron un rotundo fracaso, disputaron cada uno 13 partidos, pero sólo hicieron más notable la debilidad defensiva que poseía ese bloque. Esta plantilla cayó ridículamente en PlayOffs ante el Real Avilés, con un global de 1-5 en contra.

Súper y Picón, refuerzos negativos para el FC Cartagena de Tevenet

Pasemos a la gran mancha en el historial del FC Cartagena en esta etapa en 2ºB. Aterrizó Sporto Gol, los cuales compraron el equipo a Paco Gómez. A cada semana que estaban los empresarios valencianos en Cartagena, más oscuro se veía su proyecto. Los valencianos decidieron liquidar a toda la plantilla de la pasada temporada, sin darle continuidad a un buen bloque. Como era de esperar, fue un fracaso, a mediados de campaña el equipo vagaba más abajo de mitad de tabla, y el desastre se veía venir. No pudieron modificar nada en invierno, ya que varias denuncias de ex-jugadores por impago impidieron al Cartagena fichar. Igualmente, los refuerzos no iban a llegar porque Sporto Gol no tenía liquidez para ello. Finalmente, el Cartagena se acabó salvando en el PlayOff de descenso en Las Palmas.

Hevia fracasó en su aventura por Santander y volvió a Cartagena.

Nos encontramos ya en la última ventana de traspasos de invierno, con Paco Belmonte y cia ya asentados en Cartagena. Si bien en ningún momento se dijo que el objetivo era entrar en PlayOffs, la ciudad lo requería porque la plantilla parecía que podía aspirar a más. Sin embargo, a mitad de campaña el Efesé marchaba lejos de estos 4 puestos (a 9 puntos). El equipo hacía un juego muy vistoso, pero la falta de gol era una losa demasiado grande, además de las lesiones de Quique Rivero, piedra angular del Cartagena cuando estaba Víctor como técnico. Para solventar los problemas, vinieron Gladestony, Carlos Indiano y Chus Hevia. La estancia del brasileño fue una mera anécdota, apenas jugó 4 partidos y no pudimos saber nada de él. Por su parte, Indiano, mediocampista organizador, venía recién recuperado de una lesión grave. En su debut, tuvo la mala suerte de sufrir una rotura muscular que le iba a hacer aún más difícil dejar huella en Cartagena, acabó jugando 9 partidos pero no ofrecía nada destacado, se desechó su continuidad. Por último, volvió Chus Hevia, uno de los nombres propios de la salvación la anterior campaña. Hevia, originalmente mediapunta, llegó para hacer goles como ariete. Estuvo muy lejos del nivel de la 14/15, pero le dio tiempo a marcar 4 goles en 16 partidos, alguno importante como ante el Murcia.

Este invierno, el Cartagena, mucho mejor colocado que en inviernos anteriores, tiene un abanico más amplio a la hora de fichar futbolistas. De momento se ha sumado al atacante Isi Ros, y se espera firmar al menos un mediocentro y un punta, ambos con ficha senior.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *