“Constantes y vitales” #ÁnimoRafa

Share Button

No podía desaprovechar la oportunidad de hacer este artículo. Me parece una ocasión idónea para ello. Sin duda ayer se podría haber vivido una auténtica tragedia en el Sánchez Luengo del Algar, a pesar de que el ambiente era totalmente festivo. Dos equipos potentes de Cartagena como son el Algar y la Minerva se estaban jugando el ascenso a Tercera División. Se mascaba una cierta tensión, rivalidad, un ambiente propio de un partido de tales características que se suele jugar “a cara de perro”. El partido comenzó bien, con normalidad. En el global de la eliminatoria quedaba reflejado el 1-0 a favor de la SFC Minerva tras su victoria en El Secante. El encuentro comenzó bien para los de Popy, que empezaron adelantándose en el marcador por medio de Alfaro. La eliminatoria quedaría igualada. Alrededor del minuto 20, el Algar volvería a conseguir sobrepasar al meta blaugrana estableciendo el 2-0 en el marcador del Sánchez Luengo y poniendose por delante en la eliminatoria. El gol fue de Dani Escobar. Poco duraría la alegría del 2-0 para el Algar ya que la Minerva recortaría distancias desde los once metros tres minutos después.

Hasta ahí, todo normal. Sin embargo, diez minutos después se mascaría la tragedia en el estadio algarreño. Un jugador del CD Algar, Rafa, se desplomaría sobre el césped del Sánchez Luengo tras sufrir un paro cardíaco. Una escena que no se ve todos los días en un campo de fútbol, por fortuna. Aunque más fortuna tuvo este chico ya que entre los aficionados de las gradas se encontraba un médico llamado Francisco Belda que le practicó una serie de técnicas de reanimación, junto con dos personas más. Habían pasado diez minutos del fatídico suceso y la ambulancia seguía sin aparecer por El Algar. Ni rastro de un equipo de bienes médicos que puede salvar la vida de una persona en cualquier momento. Ya pasados 15 minutos llegaría la ambulancia, tras el titánico esfuerzo que tuvieron que hacer estas tres personas para intentar mantener a Rafa con vida. También llegaron numerosos coches de la Guardia Civil. Para más desgracia, un asistente que estaba en las gradas también sufrió un desvanecimiento. No se oía nada en el estadio, solamente el silencio absoluto. Veinticinco minutos después de la llegada de la ambulancia, esta salía del campo con el jugador albirrojo en su interior.

La imagen en el estadio era estremecedora. Los jugador de la SFC Minerva y el Algar totalmente destrozados y expectantes del estado de Rafa. Lógicamente, se suspendió el partido. Posteriormente, el Algar iría informando en su cuenta de Twitter sobre el estado del jugador, que permanecerá ingresado durante las próximas 48 horas en observación, aunque su estado es estable y está sedado para no sufrir ningún daño neurológico, afortunadamente. Pronto empezaron a llegar mensajes de apoyo desde todos los clubes de fútbol de España y sus aficionados, y por supuesto, también de Cartagena. Pero, ahora lanzo yo una reflexión: ¿Qué hubiese pasado si Francisco Belda y esos dos médicos no hubieran estado allí? Tal vez hoy estaríamos llorando a un joven de 20 años que le queda toda la vida por delante. Sin duda, es denunciable que no haya una ambulancia y un equipo médico en cada recinto deportivo de nuestra ciudad. Nunca sabemos cuándo puede ocurrir, y jamás nos hubiésemos esperado que fuese ayer, además precisamente a Rafa. Puede pasar en Ciudad Jardín, en Nueva Cartagena, en el Cartagonova, en San Ginés, en el Barrio Peral, o en cualquier recinto. En estos casos, mejor poner la venda antes de que nos hagamos la herida. 

Comments

comments

One thought on ““Constantes y vitales” #ÁnimoRafa

  1. No, no es mejor poner la venda antes que hacerse la herida. Estos casos hay qué denunciarlos, para qué no vuelva a ocurrir, hay que dar gracias siempre a Dios, porque a Rafa le ha dado una oportunidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *