CRÓNICA J36| FC Cartagena 2-1 Real Murcia CF | “El Efesé suma la 12+1 en el Super Derbi”

Share Button

Gran día el de ayer para el Cartagena. Ya había ambiente en los aledaños del Cartagonova ya desde horas antes de que colegiado diese comienzo el partido. Los aficionados del Efesé arroparon al autobús en donde iban los jugadores que iban a defender la zamarra cartagenerista, dándoles un gran recibimiento. Además, fue un recibimiento accidentado ya que los dos autobuses de los dos equipos llegaron muy juntos y no se pudo disfrutar del todo de ese recibimiento a los jugadores. Había ambiente en el estadio, más que en otros días en donde el Efesé juega contra otros rivales muy lejanos como pueden ser el Villanovense o el Recre. Esta vez, el Cartagena se enfrentaba a su eterno rival, el Real Murcia.

Alrededor de las seis de la tarde llegaron los aficionados murcianistas en sus respectivos autobuses, y como no podía ser de otro modo, empezó el cruce de cánticos entre los aficiones. Se respiraba ambiente de derbi. Un derbi que se empezó a ganar desde la grada. Alrededor de unos 9.000 cartageneros llenaban las gradas del Cartagonova, mientras que, por parte de la afición murcianista habrían unas 1.500 personas en el fondo Norte Alto. En el palco. la consejera de Deportes, Noelía Arroyo, Paco Belmonte, el alcalde José López, también estaba presente el presidente de la comunidad, Pedro Antonio Sánchez, y Deseado Flores. Salían los jugadores al campo y en fondo sur se desplegaba una gran pancarta en la que se podía vislumbrar lo siguiente: “Carthagonova Invicta Est”. Para los que no sepan mucho de latín: “Carthagonova está invicta”, tampoco era muy complicado. Y esa pancarta tuvo mucha razón 94 minutos después.

P4300017

XI FC Cartagena: Limones; Ceballos, Moisés, Ayoze, Jesús Álvaro; Sergio Jiménez, Indiano; Cristo, Juanlu, Menudo; Chus Hevia.

XI Real Murcia: Fernando; José Ruiz, Jaume, Ruso, Pumar; Armando, Chavero; Germán, Fran Moreno, Javi López; Carlos Álvarez.

El partido empezó de manera intensa. Los dos equipos tenían el balón, pero como es obvio, sufrían de ese “miedo escénico” que supone ver un estadio como el Cartagonova lleno hasta la bandera. El juego se concentraba en el medio del campo. El Efesé estaba centrado en retener el balón y no sufrir apuros atrás. El Murcia, en cerrar bien su portería y poder aprovechar alguna contra que le brindara el Cartagena. Sin embargo, ninguno de los dos conjuntos tuvo ocasiones claras en los primeros minutos de juego.

P4300047

Pasada la primera media hora, el partido se revolucionó. El Cartagena estaba teniendo varias oportunidades desde la esquina, y parecía que alguno de esos balones debía entrar en la meta de Fernando. Y efectivamente, acabó entrando. Indiano puso un centro al segundo palo, en donde se encontraba el ariete asturiano Chus Hevia que acabó rematando con la testa hacia puerta con gran esfuerzo desatando una alegría superlativa en los sectores cartageneristas del Estadio Municipal Cartagonova. Poco duró esa alegría en el graderío cartagenerista. El Murcia sacaba de centro e iba dispuesto a atacar para hacer el mayor daño posible en un momento de nerviosismo y alegría después del gol. Fran Moreno cabalgaba por la banda derecha y estaba dispuesto a adentrarse en el área albinegra. Ayoze fue a su encuentro para arrebatarle el balón, y en una disputa por el esférico, Ayoze hizo una leve carga al jugador grana que cayó derribado dentro del área. El colegiado señaló pena máxima. Una pena máxima que en el estadio no se vio con claridad, pero que al final Chavero acabó ejecutando. Chavero lanzó hacia la derecha de Limones. El guardameta adivinó la dirección del tiro, pero no pudo atajarlo. Así, con el empate a uno volvería todo a estar como estaba hace un minuto: en igualdad de condiciones.

Celebración del primer gol del Efesé. Foto: Pablo Molina

Celebración del primer gol del Efesé. Foto: Pablo Molina

Tras este “minuto del caos” el Cartagena tuvo unas cuantas ocasiones más desde las botas de Juanlu Hens y de Juan Carlos Menudo. Ambas acabaron sin el premio del gol. El partido se fue al descanso con el empate a uno y la expectación en las gradas del recinto del Benipila.

Tras los quince minutos de descanso, saltaron de nuevo los dos equipos al terreno de juego. Empezó el segundo asalto del derbi y empezaron los sustos para el Cartagena. Carlos Álvarez estrellaría dos tiros en los dos postes de la portería de Limones, lo que acabó enmudeciendo al estadio. Sin duda fueron momentos de gran tensión. El Murcia achuchaba la portería del Cartagena y creaba peligro. Aún así, los de Monteagudo no se dejaron doblegar. Antes el Cartagena lo intentó por la banda izquierda, por medio de dos centros de Jesús Álvaro que finalmente no causaron mayor peligro. Posteriormente, el Cartagena lo intentó de nuevo a balón parado. El balón lo cazó de nuevo Chus Hevia tras haberlo peinado Ceballos. El balón entró pero fue invalidado por fuera de juego. Muy justo, pero era fuera de juego.

Chus Hevia ligeramente adelantado. Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=B4fpFicRGzU / Pedro Caparrós

Chus Hevia ligeramente adelantado. Fuente: https://www.youtube.com/watch?v=B4fpFicRGzU / Pedro Caparrós

Tras esa ocasión de Chus Hevia, el Cartagena recibió de nuevo una ayuda divina en forma de poste. Esta vez fue Pumar el que estrelló el esférico en el poste de la portería de Limones. Seguiría vigente el 1-1 en el marcador. Seguían transcurriendo los minutos. Habían entrado Luque y Sergio García al campo. El zamorano dio un “plus” de explosividad al Efesé, que se estaba viendo doblegado por un Murcia que estaba dispuesto a establecer el segundo en el marcador.

Tarde o temprano debería llegar la recompensa para el Cartagena después de unos minutos de castigo. Y llegó el segundo gol del Cartagena. Sergio García cazó un gol por la banda, el cual centró hacia el área pero salió rechazado por un defensa murcianista hacia el borde del área. Ahí, fue cazado por Juanlu Hens que, con gran maestría, ajustó el balón hacia el poste derecho de la meta del Murcia. Era el segundo gol del Cartagena. El gol de la victoria. El gol de la locura en el Municipal Cartagonova. Tras este gol, tocó sufrir y amarrar el resultado a base de retener el balón y hacer alguna picardía para que el tiempo corriera. Entró Fede Laens al verde. Poco hubo que esperar para que el colegiado pitara el final para desatar la locura en el estadio.

P4300090

Los tres puntos se quedaron en Cartagena, y Monteagudo y los suyos sumaron la “12+1” jornada sin perder. Un auténtico hito para empezar la nueva etapa de Monteagudo en el banquillo cartagenerista. La próxima jornada tocará viajar a Melilla, en donde el FC Cartagena jamás ha ganado.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *