“El FC Cartagena que viene en camino”

Share Button

Por Miguel García Gallego (@MikiGarciaTKD):

“Nos adentramos en el mes de Julio y el FC Cartagena cada vez está más cerca de volver a la competición. Una vuelta que está siendo muy esperada por una afición ilusionada y, es que, por primera vez en su historia, los albinegros ponen rumbo a una nueva temporada manteniendo el bloque del año anterior y renovando a gran parte de la plantilla. A los jugadores con contrato como son Sergio Jiménez, Ceballos, Alex Jiménez, Sergio García y Chus Hevia se le han sumado los recientemente renovados Limones, Moisés, Verdú, Jesús Álvaro, los atacantes Cristo y Juanlu y de igual manera el organizador cántabro Quique Rivero. Además, nos encontramos con la renovación del míster, Alberto Monteagudo; el entrenador cuajó un final de temporada sensacional, terminando invicto sus primeros trece partidos y con una sola derrota a sus espaldas, unos números que le valieron el calor y el apoyo de la afición albinegra.

Marcos Morales y Limones.

Una vez puestos en situación podemos analizar línea por línea las bondades, virtudes y defectos de un equipo que este año deberá luchar por los puestos nobles de la tabla. Como ya es conocido para todos aquellos que siguen la Segunda División B, es importante comenzar desde atrás y, por desgracia, es aquí donde el FC Cartagena presenta sus mayores problemas. En cuanto a la portería, es de sobra conocida la capacidad de Limones para defender el arco albinegro. Junto a su contrastada y experimentada carrera encontramos a uno de los nuevos fichajes del FC Cartagena, Marcos Morales. El joven guardameta sub-23 a priori llega para ser suplente de Limones, aunque su buena campaña en el Mar Menor -donde no pudo cuajar el ascenso a Segunda B– le avala para poder disfrutar de esta campaña en el equipo albinegro, dónde tratará de aprender lo máximo posible de Limones y luchar por la titularidad.

Jesús Álvaro, Moisés, Verdú, Ceballos.

Encontramos en la defensa el punto débil de este equipo. Si bien es cierto que se han renovado a los laterales titulares del año pasado y a dos de los tres centrales, es preciso recalcar que en estos momentos no se dispone de ningún suplente -en el caso de que se jugase con dos laterales y dos centrales. Jesús Álvaro y Ceballos se hicieron dueños de sus bandas, cosa que no impide reconocer el mérito con el que Candelas y Mario defendieron las suyas. La no renovación de Mario parecía clara dada su condición de mayor de 23 en esta nueva temporada; pese a esto, el lateral hizo méritos y hubo una parte de la afición que esperaba su renovación. Diferente caso es el de Candelas, jugador perteneciente al Albacete que acabó su cesión. En cuanto al tema de los centrales, nos encontramos con el corpulento -aunque algo lento- Verdú; el canterano realizó una buena campaña, aunque perdió la titularidad tras su lesión en favor de Ayoze. Este último va camino de ser la gran sorpresa de la nueva temporada dada su no renovación. En el club se valora esta así como también la posibilidad de encontrar otro central zurdo que pueda actuar también como lateral izquierdo. Encontramos por último a Moisés, un gran central que se mostró sólido durante toda la campaña. Un central y dos laterales necesitan los albinegros para cerrar la defensa.

Rivero y Sergio Jiménez, los dos que en teoría parten como titulares

Rivero y Sergio Jiménez, los dos que en teoría parten como titulares

En la medular albinegra encontramos más bondades que defectos. La dupla titular -Sergio Jiménez y Quique Rivero- ha renovado, manteniendo de esta manera la columna del equipo de la anterior campaña. Ante las bajas de Indiano y Luque, los albinegros se han repuesto con el fichaje de la joven perla jienense, Pablo Ortiz, llamado a luchar el puesto con un Quique Rivero que deberá ser más regular esta campaña. En cuanto a la pareja de baile de Sergio Jiménez suena con fuerza el nombre de Albistegui, centrocampista procedente del Lleida que aportaría más músculo así como rigor y equilibrio al centro del campo. En definitiva, una medular de ensueño que sería apetecible para cualquier equipo de Segunda. Equilibrio y buen trato del balón, una fórmula que ha sido del agrado de Monteagudo.

Hevia, Cristo y Rico.

Hevia, Cristo y Rico.

Sin duda la parte más divertida de este nuevo equipo viene en la delantera. Monteagudo acostumbra a jugar con dos extremos, un punta y un jugador detrás de este. Cuatro puestos que podrán ser cubiertos por hasta 9 jugadores que se muestran en su mayoría muy polivalentes y no exentos de técnica y clase. Auténtica dinamita. Detrás del punta podemos encontrar a Chus Hevia, el habilidoso delantero es experto en jugar de espaldas y aguantar el balón, su técnica será del agrado del míster, quién no dudó en usarlo tras Sergio García en sus últimos partidos. Dada la polivalencia de los atacantes del FC Cartagena, tanto Juanlu como Cristo podrían ocupar esta posición, aunque se espera de ellos que jueguen en banda, alternando con el velocista Sergio García o con el pasador nato Óscar Rico. Una delantera habilidosa, con desborde y buen trato, así como jugadores rápidos y otros con gran capacidad de visión de juego y de ayuda en la finalización de jugadas. Multitud de piezas para un ataque diverso y lleno de posibilidades. Por si fuera poco, a la aportación ofensiva de los anteriormente nombrados, se añaden los nombres de Fernando y Arturo. Ambos delanteros son de sobra conocidos por la afición. Si bien sus últimos números no son muy buenos, su capacidad goleadora en otras campañas les avala a ambos para disputarse el puesto de “killer”. Recordemos que Fernando realizó 19 tantos en su única campaña albinegra, así como 15 consiguió Arturo en media campaña en La Roda. Encontramos también al joven extremo Miguel Guirao, un chaval que no apunta a titular pero que seguro que dará todo por la camiseta y servirá como recambio de una delantera de lujo.

Arturo y Fernando, delantera de oro para el Efesé. Fotos: Francisco Hornero / Pedro Gómez

Arturo y Fernando, delantera de oro para el Efesé. Fotos: Francisco Hornero / Pedro Gómez

Podemos concluir hablando de la ilusión palpable en los aficionados albinegros, la cual viene claramente motivada por la gran confección de plantilla que están realizando tanto Paco Belmonte como Manuel Sánchez Breis. Una plantilla para soñar, con la presencia de tres canteranos mayores de 23 y con una mezcla de nuevos jugadores que vienen para mejorar a aquellos que disputaron menos minutos en la pasada campaña. Sin dudas hay mimbres para realizar una campaña que a ojos de todos puede resultar ilusionante, esperanzadora y de igual manera brillante. Solo el tiempo podrá decir lo contrario.”

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *