Por un Cartagonova sin barreras

Share Button

Nunca me planteé, hasta ahora, hacer este artículo. Pero me he visto obligado en las últimas semanas a escribirlo, porque estoy cansado. Pero vayamos por partes. Me he visto obligado porque aparte de que mi cuerpo me pedía expresar y reclamar algo que nos pertenece a todo el colectivo de personas con diversidad funcional, se me han juntado una serie de cosas en mi cabeza.

En primer lugar, un vídeo en el que aparece una Senadora del partido político “Podemos” jurando su cargo. En este vídeo podemos ver como Virginia Felipe  jura la Constitución en la Cámara alta, y dice que no volverá a prestar juramento en una sala con barreras. Algo tan importante como una cámara de representación política nacional tiene barreras que a cualquier persona con una discapacidad le impide acceder. El segundo y último motivo fue el que realmente me impulsó a idear este artículo surgió en el penúltimo partido en el Cartagonova, donde los socios tuvimos que pasar por taquilla para ver a nuestro equipo jugar contra el Cádiz. Como cada domingo, pasé por la puerta de fondo sur bajo para acceder a lateral, ya que es el único sitio por el que se puede entrar. Y como cada domingo, mi hermano me volvió a subir las escaleras. Algo que ya tenía más que aceptado y normalizado en estos dos últimos años que soy socio en lateral bajo, pero no. No debería ser así.

Estos dos escalones son los que me quitan la salud, tanto en lateral bajo como en tribuna baja.

Estos dos escalones son los que me quitan la salud, tanto en lateral bajo como en tribuna baja.

 

¿Por qué me tengo que sentir diferente en mi segunda casa que es el Cartagonova? ¿Por qué no tengo los mismos derechos que cualquier otra persona que va al fútbol? Es lamentable que todavía en el siglo XXI estemos con estos accesos en nuestro estadio. Y más si queremos ser un estadio de Segunda, y esperemos algún día, de Primera División. Para llegar a serlo, hay que comprometerse con estas cosas. Y no sólo hablo por mí, sino que también hablo por unos cuantos socios albinegros más que tienen distintas minusvalías y sufren esta discriminación, que aunque algunos no queráis verlo, es una discriminación. Escalones para acceder al Cartagonova y dentro, adivinad que hay… Más escalones, pero para acceder a las gradas. Y para acceder arriba igual. Escalones que para la mayoría de vosotros que leáis esto no significan nada, no os suponen ninguna dificultades, mientras que para mí suponen una montaña. Tanto en tribuna baja como en lateral bajo, donde el acceso para minusválidos es más que bochornoso.

Algunos me pondrán la excusa de que ya tenemos un sitio habilitado para nosotros que es el fondo sur bajo, que en teoría está reservado para minusválidos. Pero no me vale esa excusa y es un argumento tan absurdo que hasta me da la risa. Primero, porque como ya me hartaré de repetir hasta la saciedad TODOS y absolutamente todos tenemos el derecho como aficionados al fútbol y al Cartagena a verlo donde nos dé la real gana. Y segundo porque ese argumento está fundamentado en la existencia de unas rampas que hay para acceder a las gradas en el fondo sur bajo, lo cual veo perfecto y por suerte están, pero no están ahí desde siempre. Están desde el año 2010. Así de duro y sencillo es. Solamente 5 años y unos meses. De hecho el primer partido del Cartagena que pude ver libremente, sin ayudas, fue en este año frente al Numancia, donde ganamos por 2-1. Ese fue un primer paso, habilitar un fondo, pero hay que habilitar el estadio entero.

Esta rampa es la que está situada en el fondo sur bajo. Como debe ser. Así, en todos lados.

Esta rampa es la que está situada en el fondo sur bajo. Como debe ser. Así, en todos lados.

Solamente pido tener los mismos derechos a la hora de ver un partido de fútbol en el Cartagonova. Solamente pido ser tratado como el resto de personas, porque una cosa es “integración” y otra cosa es “inclusión”. Pido ver los partidos de mi Efesé sin tener el miedo a que se me pinche una rueda subiendo un escalón o tener que pedir ayuda a varias personas para subirme a las gradas. Y ahora, es el turno de las personas que le compete esta tarea. Y si no me entienden, les invito a pasar un día en una silla de ruedas, a ver qué tal se lo pasan. 

Comments

comments

One thought on “Por un Cartagonova sin barreras

  1. Es una pena que seamos ciudadanos de segunda en el “deporte rey” en España, tenemos que verlo apartados o los que podemos hincharnos a escaleras muy mal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *